El tema recurrente de Terminator Genisys es “sigue una línea recta y no mires hacia atrás.” La película se abre con un larguísimo prólogo bajo las créditos, y luego, saltos a 1984, y luego, finalmente, al 2017. Hay un sentimiento palpable de preguntarse cuando la película va a empezar. Cuando finalmente lleguamos al “escenario principal,” nuestros héroes deben destruir el lanzamiento de “Genisys.” Se supone que es un nuevo sistema operativo que cuenta con más de mil millones de pre-ventas y supuestamente va a revolucionar lo todo, pero suena muchísimo como iCloud o Google Drive. Otra arruga adicional llega cuando una variante en la línea de tiempo de John Connor aparece con metas nefastas. Eventualmente, el película logra entrar en modo funcionante de pelicula de acción de verano. La escena de acción definitiva dura una eternidad, pero… todas lo hacen. Para ser justos, algunas persecuciones sobre salen, sobre todo cuando Arnold está en el centro.

Comments

comments