¿Selfies? No, ya están pasadas de moda. Ahora lo nuevo es la selfie 3D. La impresión 3D está revolucionando la manera en la que creamos todo tipo de objetos, y ya llegó para sacarle el reinado a las selfies. Si siempre soñaste con convertirte en una figura de acción, la empresa alemana Doob 3D hace tu sueño realidad, imprimiendo una pequeña estatuilla con tu figura. Y nada es mejor que mini versiones de nosotros mismos. El proceso es bastante sencillo, una pequeña caseta equipada con 54 cámaras DSLR te saca las fotos que quieras. Luego de elegir tu mejor pose, Doob procesa los datos de las imágenes y envía los archivos a las impresoras 3D. Y así, luego de los toques finales para que se vea totalmente real, tienes en tus manos tu miniatura. Ya sabes, deja de lado tantas selfies y corre a conseguir tu propia estatuilla.

Comments

comments