Estas bandadas de estorninos crean alucinantes figuras mientras vuelan. Las agrupaciones de estas aves se les conoce como murmullos. Llegan cientos de miles desde Rusia y Europa cada invierno. Sus acrobacias aéreas sirven para ayudarse a encontrar alimento y defenderse de depredadores. Sus cambiantes movimientos y formas confunde a los atacantes. Pueden crear una brisa repentina capaz de hacer caer a un halcón en vuelo. Al caer la tarde comienzan a agruparse para la noche.

Comments

comments