Este increíble cohete espacial logró un aterrizaje histórico. La nave espacial New Shepard creada por Blue Origin, compañía creada por el fundador de Amazon, fue la primera nave en lograr un asombroso aterrizaje vertical.  Pero eso no es todo, el cohete además es reutilizable y puede despegar y aterrizar de forma totalmente autónoma. New Shepard logró llegar a la frontera del espacio a una altitud de 100.5 kilómetros y emprender la vuelta de forma independiente. Y lo mejor es que regresó atravesando vientos de 192 kilómetros por hora y logró hacer un aterrizaje suave y controlado. El vehículo que llevará a 6 astronautas al espacio, funciona con motores de oxígeno líquido que alcanzan una velocidad de 3.72  veces la velocidad del sonido y pueden reducir la marcha a 4.4 kilómetros por hora para un aterrizaje vertical impecable. Este gran avance cambiara los viajes espaciales para siempre, haciéndolos más baratos y seguros.

Comments

comments