China y Rusia se cansaron de oír “no puede sentarse con nosotros” y comenzaron una nueva negociación. Ayer, firmaron un acuerdo de suministro de gas natural por $400 billones que va a durar 30 años.

China recibirá gas natural de Rusia a través de un largo oleoducto a través de Siberia. China es el consumidor de energía más importante del mundo y necesita el combustible más limpio. Rusia necesita más amigos.

Comments

comments