Colchones inteligentes ayudan a dormir mejor y controlar el sueño

El descanso es un factor extremadamente importante en la salud. Puede parecer obvio, pero muchas personas no lo consideran y por esa razón colchones inteligentes han ido ganando popularidad. Estos son tres colchones inteligentes que controlan el sueño de quien lo utiliza.

 

EIGHT

Eight, una empresa de seguimiento del sueño habilitada por tecnología, recientemente recaudó 5 millones de dólares en fondos para construir su sistema inteligente de sueño: un colchón acogedor y cómodo junto con una cubierta inteligente que mide la calidad del sueño y entrega un informe diario. Eight permite ser conectado a un dispositivo móvil a través de su aplicación. El colchón cuenta con cuatro espumas de alta densidad, mientras que la cubierta puede calentar la cama, activar las alarmas de teléfonos inteligentes, y activar otros productos con WIFI. El sistema también se puede utilizar para averiguar la frecuencia con la que el durmiente se mueve y seguir sus ciclos de sueño profundo. Esto, según afirman sus creadores, contribuirá a crear un ambiente ideal que facilite el descanso.

HELIX

Un estudio encontró que la gente que duerme en una cama que mantuvo su columna alineada correctamente a lo largo de la noche, pasó un 49% más de tiempo en sueño profundo en comparación con aquellos con una columna desalineada o curvada. Helix utiliza estos principios al crear sus colchones, que pueden ser personalizado para satisfacer las necesidades de un solo durmiente o parejas. Todos sus colchones están fabricados en los Estados Unidos a partir de materiales de alto grado. No usan productos químicos dañinos o metales pesados ​​a diferencia de la mayoría de otras compañías de colchones.

WINKBEDS

Otro innovador en el mercado de colchones, WinkBeds, utiliza una base de colchón propietaria que permite al durmiente ajustar la temperatura de cada lado del colchón durante toda la noche. Fue adaptado de la misma tecnología utilizada para enfriar y calentar asientos de autos y puede ser usado para bajar la temperatura del colchón hasta 10 grados o subirla hasta 30. Cada colchón es producido en la fábrica de la compañía en los Estados Unidos utilizando materiales respetuosos del medio ambiente. Usan espumas certificadas por CertiPur que además garantizan un colchón hecho con materiales duraderos.

 

 

Comments

comments