La tecnología de realidad virtual avanza a pasos agigantados. Lo último se llama FOVE, un aparato de realidad virtual que utiliza tecnología de seguimiento ocular. Posee dos cámaras montadas que escasean los ojos de la persona y reconocen el movimiento del iris. De esta forma, la persona no necesita usar las manos para realizar una acción, sólo tiene que mover los ojos. Su creador Lochlainn Wilson, afirma que inventó algo que antes sólo era posible en la ciencia ficción, en películas como Iron Man. Para probar el funcionamiento del dispositivo, arreglaron un piano para conectarlo con el aparato y que no sea necesario tocar las teclas para que el piano funcione. Esto le da enormes posibilidades a las personas con dificultades motrices.

Comments

comments