No, no es una montaña rusa, es un viaje super extremo en un auto deportivo. Esta increíble hazaña para festejar los 80 años de la marca Jaguar logró romper un récord mundial lleno de adrenalina. El F-PACE, el nuevo coche deportivo de Jaguar, desafió la gravedad y se llevó el titulo Guinness por lograr el bucle más grande hecho en un un coche. En el Salón del Automóvil de Frankfurt y conducido por el piloto profesional Terry Grant, completó con éxito un círculo de 360 grados de 19 metros de altura. Grant tuvo que prepararse dos meses de forma intensiva para afrontar una Fuerza G más severa que la experimentada por los pilotos del transbordador espacial. Pero el esfuerzo valió la pena y logró completar la hazaña más extrema de su carrera y llevarse un Récord Guinness bajo el brazo. Agilidad, velocidad y rendimiento, este auto demostró estar preparado para conquistar cualquier carretera. ¿Y tú te atreves a un viaje extremo en él?

Comments

comments