Luego de que el CEO de Apple, Tim Cook, admitiera que está orgulloso de ser gay, una compañía rusa desmanteló un monumento en forma de iPhone por considerarlo “propaganda gay” en contra de los “valores familiares tradicionales”. Para Rusia, la “propaganda gay” está prohibida por ley, nada que hacer…El monumento tenía 2m de altura y estaba fuera de un colegio en San Petersburgo. Así como se deshicieron del monumento en un abrir y cerrar de ojos, ¿habrán botado sus iPhone personales también?

Comments

comments