El fiscal encargado de investigar sobre el atentado al edificio de la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina) que costó la vida de 85 personas, luego de que una bomba estallase en el edificio, fue hallado muerto en su departamento, a horas de declarar y presentar pruebas de sus investigaciones. Se trata de Alberto Nisman y la semana pasada había acusado directamente a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, al canciller Héctor Timerman y a otros funcionarios de manejar una diplomacia paralela respecto a altos funcionarios iraníes. Los principales acusados  del atentado son Iraníes que estarían vinculados a Hezbollah.

Comments

comments