Turistas visitan en masa Valle de Okanagan de Canadá en los días calurosos de verano para disfrutar de las playas, senderos para bicicletas y puestas de sol. Pero para la mayoría, el momento más atractivo para visitar la espléndida zona es la noche. Los cielos oscuros, proporcionan vistas espectaculares de las luces del norte, la Vía Láctea, las estrellas fugaces y otros eventos cósmicos. Y no son efectos especiales, es realmente la naturaleza creando ese espectáculo como se fuese magia.

Comments

comments