Un día después de la histórica decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos de legalizar el matrimonio gay en ese país, miles de personas de la comunidad LGTB en el mundo salieron a celebrar, participando en los desfiles de Orgullo Gay. El efecto de la decisión se dejo ver en todo el mundo. Desfiles desde Lima y Ciudad de México, hasta Nueva York, Berlin y Manila, tuvieron un mismo tono y todo en común. Jubilo, alegria y ante todo, esperanza para aquellos que viven en paises donde el matrimonio entre personas del mismo sexo todavia no es permitido. En América Latina, una region donde la influencia de la iglesia católica es todavía notable, todavia el cambio no llega todos. Argentina fue el primer país latinoamericano en permitir los matrimonios homosexuales en el 2010. Brasil reconoció parejas del mismo sexo un año después. La esperanza hoy es más grande y para muchos el día de igualdad de derechos está más cerca, gracias a la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Comments

comments