Cada año la Costa Dorada de Australia recibe un visitante muy especial, una ballena jorobada que deslumbra con una característica muy particular. Este ejemplar es una de las tres ballenas totalmente blancas que viven en las aguas de Queensland. Rara e impresionante, es un espectáculo natural que cautiva a quien lo ve. Debido a su gran tamaño y a su particular color, es muy difícil que pase desapercibida, pero no todos los años se acerca lo suficiente para ser vista. Con un nadar tranquilo y con su belleza a flor de piel no hay dudas que es un ejemplar totalmente fascinante.

Comments

comments