Johnny Matheny es la primera persona en fijar una prótesis directamente a su esqueleto y poder controlarla con la mente. Después de perder su brazo contra el cáncer en el 2008, Johnny se inscribió en una serie de cirugías experimentales para prepararse para utilizar un prototipo de prótesis financiado por DARPA, una agencia del departamento de defensa de estados unidos. Uno de los procedimientos se llama osteointegración, donde un implante de titanio se inserta en el espacio medular del hueso de la extremidad residual; con el tiempo, el aparato se convierte en parte del hueso y permite montar la prótesis con mas comodidad de lo que antes era posible. La prótesis de extremidades modular, desarrollada por el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, permite a Johnny un mayor rango de movimiento a través del brazo controlado por Bluetooth. Por el momento todas las pruebas son con científicos en el laboratorio, pero esperan y pronto pueda llevárselo a casa.

 

Comments

comments