Ahora los dones no se estrellarán más. Este increíble avión no tripulado puede esquivar obstáculos mientras vuela a 48 kilómetros por hora. Y lo mejor es que no necesita un piloto humano. Andrew Barry, estudiante del Instituto de Tecnología de Massachusetts, desarrolló un increíble sistema que permite a los dones volar por si solos. Pero eso no es todo, a diferencia de los demás dones autónomos, este increíble avión no necesita mapas preprogramados. El drone puede manera el entorno mientras vuela. Sí, así como escuchas. Usando dos cámaras y un algoritmo de visión estéreo puede captar los obstáculos por si sólo. Lo más asombroso es que Barry lo construyó utilizando dos chips de computadora no más potentes que lo de un celular.

Comments

comments