Es difícil pensar en un lugar sobre la Tierra que todavía no haya conquistado el hombre. Pero La Garganta de Baatara en Líbano era un lagar por conquistar, y este joven de 25 años logró poner su nombre en ella. El escalador austríaco, David Lama, se convirtió en el primer hombre en escalar esta belleza natural de tres cascadas. También conocida como la cueva de los tres puentes, esta cascada se encuentra en una montaña de piedra caliza considerada una de las más espectaculares del mundo. Esta increíble cueva cuenta con un característico hoyo en el medio por el cual se desliza el agua. La Garganta de Baatara cuenta con cascadas de 100 metros que caen a un abismo de 255 metros de altura. Pero Lama no sólo se fue con la conquista bajo el brazo, sino con una experiencia que describe como mágica en un espacio natural absolutamente bello. 



Comments

comments