Este monje robot enseña religión. Aquí, en el templo de Longquan en las afueras de Pekín, los monjes vienen de todos los tamaños. Conoce a Xian’er un robot de 60 centímetros que ayuda a difundir la palabra del budismo. Vestido con un traje amarillo el monje miniatura se mueve alrededor por sí mismo y responde preguntas. Xain’er comenzó como un dibujo animado por el Maestro Xianfan en el 2013. El templo publicó cómics Xian’er, vendió mercancía Xian’er, y finalmente con la ayuda de expertos de inteligencia artificial y de una empresa de tecnología, lo convirtierón en un robot. Los monjes aquí esperan que Xian’er pueda ayudar a difundir las enseñanzas del budismo. Oficialmente, China sigue siendo un país ateo, aunque la religión incluyendo el budismo, ha renacido lentamente desde el comienzo de la era de la reforma.

 

Comments

comments