Australia es conocido por sus increíbles playas para hacer surf, sólo que tienen un pequeño y temible problema… los tiburones. Este año ya se registraron 12 ataques en el estado de New South Wales. Por eso algunos amantes están recurriendo a SurfSafe, un dispositivo electrónico que funciona como repelente de tiburones. Colocado en la tabla de surf, este dispositivo puede repeler a los temibles tiburones mediante la emisión de un campo de fuerza electrónico que domina sus órganos sensores llamados electrorreceptores. Los expertos advierten que SurfSafe no puede proteger a los surfistas por completo, pero si reduce bastante las probabilidades de ser atacado. Ya sabes si quieres evitar una pequeña mordida de tiburón, este dispositivo puede ser la solución.

Comments

comments