Todos sabemos que los pingüinos son animalitos que causan mucha ternura… Pero esté tiene una cualidad más, es un fugitivo de la justicia. Como en las películas animadas, este pequeño pingüino vagaba sólo y perdido haciendo de las suyas por las calles de Nuevo Chimbote, Ancash, Perú, hasta que la policía lo encontró y bueno… él se dio a la fuga. No fue fácil capturarlo, ya que el pequeñito se defendía con todas sus armas, pero al final el malíante fue arrestado y llevado sano y salvo a la jefatura. Todavía no se revelaron los cargos por los cuales arrestaron a este pequeño amiguito, pero seguro no son tan graves. Probablemente sólo quería un poco de pescado.

Comments

comments