Este traje imita la vida los 85 años…sin arrugas y canas. Con sólo pulsar un botón, este hombre de 34 años de edad, perfectamente sano se transforma en una persona de 85 años de edad con cataratas, glaucoma y zumbido en los oídos. El voluntario se puso este exoesqueleto controlado por un computador que puede ser manipulado de forma remota para debilitar las articulaciones, la visión y la audición, unos anteojos lo dejan sólo con la visión periférica para imitar la degeneración macular y las articulaciones del traje se ajustan para simular la artritis reumatoide. Al final, tuvo que luchar para caminar y su corazón se aceleró de 81 latidos por minuto a 100. “Fue un gran desafío tengo que decir. Tengo 34 y estoy en muy buena forma, y tener que usar el traje por 15, a 20 minutos fue un gran desafío “. El traje fue diseñado para permitir a los visitantes a el Centro de Ciencias de la Libertad en Nueva Jersey experimentar de primera mano los efectos del envejecimiento. Sus fabricantes dicen que esperan aquellos que lo prueban se van a ir con un sentido de empatía y mayor conciencia de las personas mayores.

 

Comments

comments