La apertura de relaciones con Cuba empezó hace años a través de las artes con el cine en un papel protagónico. En su tercera visita a Cuba el iconico director de cine, Francis Ford Coppola, visitó la aclamada Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, Cuba, para inspirar a la próxima generación de cineastas cubanos. En su reunión con los estudiantes para discutir sus trabajos de graduación, también se tomó un tiempo para transmitir su ya conocido talento culinario metiendose en la cocina del instituto. El director de la saga de ’El Padrino’ y ’Apolcalypse Now’ llevó sus propios ingredientes y preparó sus especialidades para los estudiantes, unas ricas pastas. Coppola contó que su talento en la cocina no es casualidad, en sus comienzos como director su vida era poco dinero y mucha pasta. Con múltiples premios Oscar, sólo falta que le falta el premio en la cocina.

Comments

comments