No sientas que no tienes un lugar donde liberar tu estrés. Un hotel en Japón tiene a tu disposición habitaciones para llorar. Sí, así como lo oyes. Por más ridículo que parezca, por 85 dólares te dan un cuarto con pañuelos, una cama y máscaras faciales. Y por supuesto, todas las películas tristes que puedas ver. No hay nada como llorar desconsoladamente para liberarnos de las angustias. Una vez recuperada, puedes visitar otras rarezas que ofrece este país. Los cafés son una particularidad. Hay lugares donde interactúas con pájaros, gatos, búhos y hasta con cabras. Imagino que el que tiene gatos será muy popular, no así el de las cabras. Finalmente, el ganador como más raro es un café donde puedes pagar para dormir abrazado a una mujer. Por 30 dólares puedes acostarte a su lado durante 20 minutos. Si pagas un poco más puedes lograr que te abrace y hasta que te deje acostarte en sus piernas. Se lo que estas pensando, pero no, no hay nada de sexo en ese lugar. Aunque da un poco de miedo.

Comments

comments