Un corte de energía en el momento menos pensado es una experiencia que todo el mundo teme, y más si el celular tiene poca batería. Pero un pequeño fuego puede hacer una gran diferencia cuando se apagan las luces. Este escenario fue una de las inspiraciones de Andrew Burns para desarrollar este cargador vela.Su cabeza viajó un poco en el tiempo y su diseño simple se basa en los principios de la termo-eléctricidad, que existen desde 1800. Para generar la electricidad suficiente para cargar el celular sólo hay que encender una vela y llenar el dispositivo con agua. La compañía también ha desarrollado un dispositivo similar diseñado para cargar los teléfonos en una fogata. Perfecto para los que prefieren enviar un texto desde la cima de una montaña y no desde el escritorio de una oficina.

Comments

comments