Combatientes del Estado Islamico han avanzado hasta las puertas de la antigua Palmira, aumentando los temores que el area en Siria del patrimonio mundial podría enfrentarse a la misma destrucción que los jihadistas ya han causado en Irak. Los combatientes de ISIS lucharon contra tropas sirias a menos de dos kilómetros de los restos de uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo, dijo el director de antigüedades de Siria. Los jihadistas llegaron a la ciudad oasis después de un avance relámpago a través del desierto en el que sobrepasaron las fuerzas gubernamentales en una lucha feroz que le costó la vida a 110 combatientes según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Comments

comments