¿Un rapero común y corriente?… No, un rapero del Ejército del auto-denominado Estado Islámico. Su nombre es Abdel-Majed, mejor conocido como “L Jinny”, es un activo participante en el grupo terrorista. Además de ayudar a transmitir su ideología, participó en las ejecuciones de ISIS. Se sospecha que él fue el ejecutor de Jihadi John. Pero no es el único, entre los adeptos al Estado Islámico hay varios raperos europeos. ISIS usa activamente la cultura pop y las redes sociales para captar reclutas jóvenes. En sus videos ya no es sorpresa ver ejecuciones en manos de niños y adolescentes. Saben como llegar a las generaciones actuales y usan las redes igual que las marcas internacionales. Muchos terroristas occidentales tienen cuentas activas en las redes sociales, con un trabajo claro, no es sólo transmitir terror, sino reclutar jóvenes adeptos a la “lucha” y nada mejor que a través de la música.

Comments

comments