Un espeluznante video publicado por ISIS revela un nuevo método de ejecución adoptado por el grupo terrorista: Diez prisioneros son forzados a arrodillarse encima de bombas que han sido enterradas en la tierra y despues son explotadas con las víctimas encima. Los asesinatos fueron filmados en un lugar desconocido en Afganistán y el vídeo afirma que los diez presos habían cometido actos de ‘apostasía’ la negación o renuncia a la fe en una religión. Anteriormente ISIS a quemado a hombres vivos y hasta ahogado prisioneros en una jaula. Los diez prisioneros con los ojos vendados son conducidos al lugar donde las bombas han sido enterradas, son obligados a arrodillarse, y luego los sanguinarios yihadistas detonan las cargas, matando a todos los prisioneros. Se cree que las víctimas son de la tribu Shinwari, y acusadas de ayudar a los talibanes en la provincia afgana de Nangarhar, de donde ISIS fue expulsado recientemente. El video termina con escenas gráficas de los cadáveres.

Comments

comments