El jinete Blake Shinn tuvo ‘un mal funcionamiento con su uniforme’ mientras terminaba de segundo en una carrera de caballos de Sydney, Australia. Sus pantalones se le caen literalmente al finalizar la carrera y termina prácticamente “entregadoselo” todo a los espectadores.

Comments

comments