La perspectiva lo es todo, y al cambiar el angulo de visón la belleza se intensifica. Las ventajas aéreas y la suavidad del vuelo de un avión no manipulado son perfectos para filmar en zonas difíciles o imposibles de llevas. Además de que se pueden conseguir toas totalmente increíbles. El youtuber Wiebe de Jager utilizó un drone DIJI Phantom 2 para capturar la fantástica vista de Keukenhof, uno de los jardines de flores más grande del mundo, que se encuentra en Lisse, Holanda.

Comments

comments