El gobernador de Utah, Gary Herbert, firmó una ley que convierte a su estado en el único de todo EEUU en usar pelotones de fusilamiento para las ejecuciones, si las drogas letales no están disponibles. El proyecto de ley, patrocinado por los republicanos, fue aprobada a principios de mes en medio de preocupaciones por la eficacia de la inyección letal. Carpenter dijo que el Estado prefiere el método de la inyección letal ante una pena de muerte.
La nueva ley dice que un pelotón de fusilamiento se debe utilizar si el Estado no puede obtener legalmente la o las sustancias necesarias para “llevar a cabo una ejecución por inyección intravenosa letal” dentro de los 30 días. Varios estados de EEUU tuvieron que buscar nuevos fármacos para sus cócteles letales ante la negativa de muchas farmacéuticas (especialmente europeas) que prohibieron la venta de muchos de sus medicamentos en oposición a usos contrarios a los reales.

Comments

comments