Las Cataratas Victoria no serán las más grandes del mundo, pero si son el hogar de la piscina más peligrosa de todas. Llamada la Piscina del Diablo o Devil’s Pool, esta increíble formación natural es conocida como la piscina infinita y nadar en ella puede ser muy peligroso. Aunque no es muy profunda su toque de peligro reside en la cercanía a la caída de 100 metros de las famosas cataratas y en lo fuerte de las corrientes del río. Cada año desde mediados de agosto hasta mediados de enero, del lado del río Zambia  y dependiendo de los niveles de agua, esta piscina infinita es accesible para el chapuzón con más adrenalina de todos. Pero no te preocupes por el peligro, un equipo especializado te guiará través de la Isla de Livingstone hasta la famosa piscina y vigilarán que no caigas por las cataratas. Ya sabes si quieres vivir una aventura extrema puedes visitar la Piscina del Diablo. Pero sólo en los meses de sequía, sino puede ser mortal.

Comments

comments