Los robots son cada vez más realistas, pero por debajo de su piel sintética es una historia diferente. Científicos del Instituto Italiano de Tecnología han creado bioplástico a partir de residuos de alimentos. Los robots actuales todavía se hacen en su mayoría de metal y plásticos – materiales difíciles de eliminar. Esta tecnología ayudará a fabricar robots más ligero , más eficientes y también reciclables. Estos materiales biodegradables, materiales naturales, son muy flexibles para que puedan ser utilizados para pieles robóticas. Se pueden incorporar sensores para que tengan este sensor táctil que los robots necesitan, pero con materiales biodegradables. La investigación aquí podría conducir a un cuerpo de robot que se descompone por completo al igual que si se tratara de carne y hueso.

 

Comments

comments