Un ejército de chefs de la ciudad de México se juntaron para crear el sándwich más grande de América Latina. Las autoridades y docenas de negocios locales se arremangaron para preparar en tres minutos un sándwich de 65 metros y 23 centímetros de largo. Miles de piezas de pan, lechuga, cebolla y tomate se mezclaron con litros de mayonesa, mostaza y salsa picante. Cada sección del súper sándwich tenía un sabor diferente, preparadas por distintos chefs locales. El evento para intentar romper un nuevo récord fue una estrategia del gobierno para impulsar la economía gastronómica local y en especial el negocio de las “tortas”, un sándwich especial mexicano. Y aunque no se llevaron el récord Guinnes mundial en sándwiches en general, con un super tamaño y lleno de sabor el sándwich mexicano logró imponerse como la “torta” más grande del mundo.

Comments

comments