El amor ha muerto. Bueno no tanto…pero sí murió un símbolo de este sentimiento. En París, retiraron los famosos candados del “Puente de las artes”. Estos candados fueron dejados durante años por distintas parejas como símbolo de su amor eterno. Colocaban sus nombres y luego los colgaban de las rejas del puente sellando su unión. Sin embargo, el amor fue muy pesado. Las 45 toneladas de candados estaban afectando el patrimonio parisino. El año pasado, una de las barandas cayó a la calle, pudiendo provocar heridas a los transeúntes. Afortunadamente no hubo heridos pero, por precaución, la alcaldía de París decidió retirarlos. El alcalde de la ciudad, Bruno Juilliard, espera que París siga siendo la capital del amor y que las parejas vayan a comprometerse y a sellar su unión. Pero pidió que fuera sin candados. Los candados serán reemplazados con pinturas de distintos artistas recubiertas con finos vidrios.

Comments

comments