Este robot humanoide tiene inteligencia emocional se llama Nadine. Es una robot muy real y con bastante personalidad. Desarrollada por un equipo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur, puede reconocer rostros y recordar conversaciones anteriores. Se hizo en semejanza a su creadora, la directora del Instituto para la Innovación en Medios de la universidad, Nadia Thalmann. Se ha centrado en trabajar más en la inteligencia emocional de Nadine, a diferencia de los robots humanoides convencionales. Su vocabulario y su conocimiento se está ampliando constantemente a través de sus interacciones y tiene autonomía en la selección de respuestas, por lo que su diálogo con la gente siempre cambia. Ella sería capaz de ayudar a las personas en necesidad de compañía constante, al igual que las personas con demencia, así como los niños con autismo. Cuando se le preguntó a la directora si Nadine pasaría la prueba de Turing, una prueba para ver si la gente pudiera distinguir una máquina de un ser humano, Thulmann dijo que no tenía duda de que su humanoide haría. A pesar de la confianza de Thalmann, Nadine todavía tiene un largo camino por recorrer, sus movimientos son robóticos y su voz es sin mucho sentimiento, pero ya sabes, cuando comience la revolución de las máquinas, también nos atacaran con carisma y platica amena.

Comments

comments