Desde la recepcionista que hace el check-in y check-out al portero que es un carro automatizado que transporta el equipaje a la habitación, este hotel situado en el suroeste de Japón, llamado acertadamente Hotel Extraño, es “tripulado” casi totalmente por robots para ahorrar en costos de mano de obra. Hideo Sawada, que dirige el hotel que es parte de un parque de diversiones, insiste que el uso de robots no es un truco, sino un serio esfuerzo para utilizar tecnología y lograr eficiencia. Henn na Hotel, como se le llama en japonés, se mostró a la prensa, con demostraciones de robots, por delante de su apertura al público el viernes.

Comments

comments