Se trata de la maratón más grande y más concurrida del mundo entero. Aplicas con diez meses de anticipación y un sorteo elige quiénes correrán. Son cerca de 50 mil personas de todo el mundo desafiando el viento, el frio y el cansancio físico. Este año, otra vez el premio de medio millón de dólares se lo llevaron dos keniatas: Wilson Kipsang en la categoría masculina y Mary Keitany, femenina. Sin embargo, se ganó con la peor marca desde 1955.

Comments

comments