Una compañía en Estonia ha comenzado a fabricar refugios antiaéreos móviles fáciles de instalar para aquellos preocupados por las amenazas de ataque. El fabricante dice que son ligeras y fáciles de instalar en cualquier lugar, en muy poco tiempo. Así que si te preocupa un ataque nuclear o un bombardeo inesperado, esta puede ser la solución. Eso si, necesitaras una excavadora y posiblemente un lote donde enterrarla. Ya que a pesar de su relativa facilidad de transporte e instalación, el refugio todavía tiene que ser excavado en la tierra, exigiendo un lugar apropiado con una amplia cubierta de suelo. En el modelo de demostración hay camas para 12 personas, aunque puedes optar por modificar el módulo de vivienda de acuerdo a tus propias necesidades – por ejemplo, la disminución del número de camas para dotar a la vivienda con más comodidades. El precio de una refugio antiaéreo de 12 camas, moderadamente equipado esta cerca de los 18.000 euros, y claro, la instalación es adicional.

Comments

comments