Ya sabemos que existen los baños de chocolate y de oro. Pero como el mundo no tiene suficiente excentricidad, en Azerbaiján, un spa ofrece baños de petróleo crudo como tratamiento de belleza y salud. Tal parece que tiene grandes propiedades para la piel, como por ejemplo en el tratamiento de la psoriasis. Además, tiene efectos antibióticos y anti-inflamatorios. El baño consta de 10 minutos y cuesta entre 200 y 400 dólares, seguidos de otros cuarenta minutos removiendo el petróleo. Se ve que tienen mucho “oro negro”. Quizás demasiado.

Comments

comments