fbpx

Distintos hechos de violencia han acontecido en todo el mundo y el nexo coordinante es siempre el mismo: ISIS.
En Australia un inmigrante iraní tomó 17 rehenes en una cafetería de Sidney; mientras que en Bélgica un joven denunció haber escapado de un secuestro en su departamento, donde su compañero había quedado de rehén.
Finalmente el inmigrante iraní de Australia resultó ser alguien con historial psiquiátrico y antecedentes de amenazas a familiares de australianos muertos en Oriente Medio, y sin conexión aparente con ISIS. Mientras que en el caso de Bélgica no se hallaron ni terroristas ni rehén, solo quedó la certeza de que el denunciante era un bromista que enfrentará prisión y una multa.
En ambos casos se señaló a ISIS como responsable de todos los males. ¿No nos estaremos apresurando?

Comments

comments