Por qué no debes cargar tu teléfono en público

Le pasa a todo el mundo. Estás en un lugar público cuando miras hacia abajo para darte cuenta de que la batería de tu teléfono está completamente muerta. ¿Qué se supone que debes hacer? No puedes sobrevivir en público sin tu teléfono. ¿Qué pasa si alguien intenta ponerse en contacto contigo … o peor … ¿y si necesitas direcciones?

Así que haces lo que la mayoría de la gente hace – encuentras un tomacorriente (disponible en lugares como aeropuertos, aviones, centros de conferencias, cafeterías y parques). Probablemente no te diste cuenta en el momento, pero el segundo que conectas tu teléfono en una estación de carga pública, tu teléfono podría verse comprometido.

No estamos tratando de ser alarmistas, pero los atacantes pueden recopilar tu información privada de los tomacorrientes que han hackeado. Esta forma particular de robo tecnológico se conoce como “juice jacking“, según CNN.

Funciona de la misma manera que cuando conectas tu teléfono a un cable USB para sincronizar tu teléfono con tu computadora. Los hackers obtienen acceso inmediato a tus correos electrónicos, mensajes de texto, fotos, contactos, etc.

No hay manera de saber si un puerto específico ha sido hackeado, por lo que la mejor manera de evitar entregar tu información a desconocidos es no utilizar puertos públicos.

En su lugar, asegúrete de que tu teléfono está completamente cargado antes de salir de tu casa (más fácil decirlo que hacerlo, sabemos), invertir en un paquete de baterías USB portátil, como este, o encontrar un cable que no permite la transmisión de información.

Así que la próxima vez que tu teléfono está a punto de morir en público, trata de resistir la tentación de encontrar un tomacorriente. Te puede ahorrar mucha frustración. 

Comments

comments