La imagen de un asesor del Primer Ministro de Turquía, pateando a un hombre en protesta por el desastre de la mina que se ha cobrado cerca de 300 vidas ha provocado indignación – y se ha convertido en un símbolo de la ira que sienten contra el gobierno.

Comments

comments