Ingenieros en robótica modelaron un robot de dos piernas basado en un avestruz. El diseño, más eficiente y estable que otros robots bípedos, es rápido y ágil y para testear esto los creadores lo golpean de distintas formas. El robot, ATRIAS, es golpeado en su ingle o es pateado por todos lados y a pesar de eso, se mantiene en pie.
La diferencia es que la mayoría de los robots bípedos están basados en el movimiento humano, mientras que este es básicamente un avestruz robótico. Por lo tanto es más ágil y tiene un mejor equilibrio.
ATRIAS, tiene dos delgadas piernas hechas con fibra de carbono que están en movimiento constante. Los resortes de fibra de vidrio almacenan energía mecánica mientras el robot trata de evitar al castigo de sus malévolos creadores.
Con algunos retoques, estos robos se convertirán en los robots más rápidos jamás construidos. ATRIAS es financiado por el Departamento de Defensa de los EEUU, DAPRA, que esperan usar al robot en zonas de riesgo, demasiado peligrosas para humanos. Hasta que ese día llegue, a seguir pegándole.

Comments

comments